Galería Fernández-Braso

El negro es el protagonista de esta exposición. Como símbolo de una época o como metáfora de un estado de ánimo. Negro como (no) color, como el comienzo y/o el final de una pintura. La esencialidad y el dramatismo se funden y culminan en el negro. Como las obras de los artistas de la exposición que ahora presenta la galería Fernández-Braso: Manuel H. Mompó (Valencia, 1927) y Antonio Saura (Huesca, 1930). Dos artistas que compartieron un tiempo de vida y que coincidieron o no en un territorio y en sus circunstancias. Dos artistas que extendieron su carácter y personalidad sobre sus obras como se extiende el negro sobre el fondo blanco. Dos pintores en el alambre entre la figuración y la abstracción y ligeramente ladeados hacia la tragicomedia. Una obra −la de Mompó− depurada, narrativa, extrovertida, jovial y parlanchina. Una pintura −la de Saura− barroca, tenebrosa, vibrante y estremecedora.

Resulta novedoso que la selección de las obras de Mompó estén realizadas básicamente con color negro. Y lo es porque es un artista que tradicionalmente identificamos con el color y la luz y porque nunca se ha puesto el foco en ese tipo de obras que el artista realizó especialmente entre principios de la década de los 60 hasta mediados de los 70. La elección de Saura como contrapunto se debe a que su obra y su figura representan lo contrario. El contraste no solo surge del blanco y negro de las pinturas. Surge también entre los artistas y las obras.

El análisis y la lectura de las obras de esta exposición que hagamos en este tiempo no debería vincularse exclusivamente a su valor histórico y político. Estas pinturas hoy en día ni están desactivadas ni son inocuas. Sucede que, además, su dimensión plástica y su capacidad de desbordar al espectador elevan estas pinturas por encima de la cota de la época y de las connotaciones en las que fueron creadas.

Anterior
Siguiente

Obras de la exposición actual: Mompó-Saura

Anterior
Siguiente

Obras de la exposición anterior de Broto

La galería de arte contemporáneo Fernández-Braso de Madrid cumple 50 años ...

Seguir leyendo...

En 1971 Carmen Muro y Miguel Fernández-Braso crean la librería Rayuela en la calle Tutor, donde poco a poco los cuadros fueron ocupando más espacio e interés. Aquí se dieron a conocer la obra de Tàpies, Canogar, Feito, Saura, Millares, Alberto Corazón, Alcain y muchos de los artistas que hoy forman parte de la Historia del Arte Contemporáneo español y la base de nuestros museos y colecciones.

Pronto se inauguraría la galería Rayuela en la calle Claudio Coello dirigida por Carmen Muro, y la editorial y revista Guadalimar, dirigidas por Miguel Fernández-Braso. La galería Rayuela, junto a otras, formaría parte de la primera edición de la feria de arte contemporáneo ARCO, feria a la que sigue vinculado y volcado para dar a conocer las novedades de sus artistas.

En esos años se publica la revista bimensual Guadalimar y una serie de libros monográficos sobre Tàpies, Antonio López, Zóbel, Torner, Miró, Manolo Rivera, Le Parc, Ràfols-Casamada, etc. Actualmente nuestra labor editorial se centra en la edición de catálogos para las exposiciones.

En 1980 Miguel Fernández-Braso crea la galería Juan Gris, donde exponen artistas de una gran variedad de estilos pictóricos y escultóricos.

En 2011 se decide unir las dos galerías en un espacio más amplio y adaptado a las nuevas necesidades expositivas de los nuevos artistas que se han ido incorporando a la galería, al tiempo que invitamos a todo amante del arte a recuperar la tradición de visitar galerías.

En esta nueva etapa David, Miguel y Manuel toman las riendas de la gestión y dirección de la galería bajo la atenta mirada de su fundador. Formando equipo, cada hermano es responsable de un aspecto del proyecto: la difusión y presencia en medios digitales, el componente comercial y de mercado, la línea expositiva, la relación con los artistas y la prensa, las publicaciones…

Nuestra galería representa a artistas españoles activos de la segunda mitad del siglo XX y de la actualidad, todos, representantes de diferentes estilos y técnicas y pertenecientes a distintas vanguardias y movimientos. De la abstracción geométrica de Palazuelo, Arturo Berned o Rosa Brun, a la fusión entre fotografía, instalación y pintura de Carmen Calvo, de la abstracción de Alberto Reguera o Ràfols-Casamada, a la figuración analítica de Guillermo Pérez-Villalta, o el realismo de las marinas de Eduardo Sanz y el naturalismo de Isabel Villar. La fotografía ha tenido también un gran protagonismo, habiendo expuesto a Leopoldo Pomés, Colita, Isabel Muñoz, Eduardo Momeñe y Jordi Socías. También mostramos obra de artistas de la vanguardia clásica española como Mompó, Feito, Tápies, Chillida, Guerrero, Rivera, Xavier Valls o Antonio Saura.

La galería tiene como objetivo consolidar un proyecto en el que cubramos las necesidades tanto de los visitantes como de los coleccionistas. Para ello diseñamos propuestas equilibradas entre el componente estético, discurso conceptual y su aceptación por parte del mercado.

Os esperamos.

×
×

Carrito